info@marcelaburgos.com 0034 938345940
Jabón de manzanilla y avena
15 marzo, 2018
0

Natural, exfoliante, descongestivo y calmante.

Los pequeños copos de avena dispersos en el jabón cumplen perfectamente la función de limpieza y exfoliación para manos y cuerpo.  Este jabón hidrata en profundidad por el aporte del aceite de almendras dulces. El aceite de manzanilla aporta excelentes propiedades calmantes, desinflamatorias, antipruriginosas y analgésicas. La avena aporta propiedades calmantes, alivia la piel irritada y con picores. Regula la hidratación de la piel, regenera y promueve la cicatrización de heridas.

Los activos del jabón

Este jabón se puede elaborar con jabón blanco común, el más natural posible para lavar la ropa. Debe ser de coco, suave, blanco y blando. También puedes utilizar recortes de jabón natural casero los cuales se refunden fácilmente, se les agrega solamente la manzanilla, la avena y el aceite esencial. Yo he utilizado la marca Elefante blanco 100% coco y Capricho de coco (España), Seiseme (Argentina), Lirio o Zote blanco (México) y  Coco Varela (Colombia)  con mucho éxito.

El jabón de la ropa es un jabón alcalino, sin sobreengrasado, por tal motivo agregaremos desde un 4% a un 8% de aceite de almendras para sobreengrasar, neutralizar cualquier sustancia alcalina y brindar alta hidratación a la piel. Los jabones de coco para lavar ropa se funden rápidamente al calor y quedan cremosos antes de verterlos en el molde. Los amarillentos y duros no se fundirán y terminarás frustrándote y perderás motivación de hacer esta técnica. A este jabón se le puede agregar también aceite de coco en vez de almendras, aceite de oliva, cártamo, canola o colza. Además, podrás dar aroma si quieres, algunos traen la fragancia de fábrica y es difícil ocultarla. Podrás agregar hasta un 3% de fragancia o aceite esencial. Recuerda que el jabón ya trae algo y no hay que superar la dosis.

La Receta

Ingredientes:

  • 2 tazas o 2 pastillas de jabón rallado para la ropa de Coco (500 g)
  • ¼ de taza de aceite de almendras (60 g)
  • 1 cápsula de Vitamina E
  • ½ taza de agua destilada o mineral sin gas (120 g), o potable hervida.
  • 1 o 2 cucharadas de avena molida o precocida (10 g)
  • 1 cucharada de flores de manzanilla secas.
  • 55 gotas de aceite esencial de manzanilla.
  • 50 gotas de fragancia de manzanilla o a girasol (opcional).
  • Colorante natural opcional

Que necesitas

Materiales

  • Ollas de baño de maría con tapa u olla de cocción lenta
  • Espátula de silicona o de madera
  • Tabla de picar y cuchillo
  • Fuente de calor o cocina
  • Balanza o vaso medidor o cucharas medidoras.
  • Molde para jabones, opcional
  • Vaselina líquida para desmoldar
  • Una bola de algodón para aceitar el molde

PROCEDIMIENTO

  1. Picar los dos panes de jabón de coco. Si prefieres probar hacer menos cantidad para ver si la receta te funciona, es recomendable. Reduce todos los ingredientes.

2. Pon a baño de maría el jabón y agrega el agua. Mezcla de vez en cuando hasta que derrita.

3- Mientras el jabón se derrite, unta con un algodón unas gotas de vaselina líquida o aceite de cocina el molde de plástico. Si utilizas un molde de silicona no necesitas untar desmoldante.

4. Agrega la cápsula de Vitamina E al aceite de almendras y mezcla bien. Cuando el jabón tenga una textura cremosa, como una mayonesa o puré, incorpora el aceite de almendras o coco y liga bien.

5. Inmediatamente agrega la avena y las flores de manzanillas, frescas o secas. También la fragancia y/o el aceite esencial. Integra bien.

6. Vierte seguidamente el jabón en los moldes y espera un par de horas a que enfríe y endurezca. Luego lo puedes desmoldar y envolver o utilizar como gustes. Este jabón no requiere curado, se utiliza al momento.

Con el jabón que te sobre puedes hacer bolitas y luego ponerlas en un frasco o atarlas de un cordón.

También puedes atravesar las esferas de jabón con un cordón, acompañarlas de palos pintados, cuentas y crear un móvil decorativo para colgar en el baño y perfumar el ambiente.


NOTA IMPORTANTE

Si el jabón no derrite, no ablanda no se desintegra, quiere decir que la calidad de la pastilla no sirve para refundido, cambia de marca. Haz pruebas con poca cantidad de jabón hasta que encuentres la ideal.

 Si utilizas jabón natural artesano de proceso en frío, no necesitas agregar agua ni aceites vegetales extras, porque el jabón natural artesano ya trae sobre-engrasado y es muy blando.

Puedes agregar si deseas un 2% a 5% de glicerina cuando comienzas a derretir.

Si reemplazas el agua por otro líquido, pesa la misma cantidad.

 

¿Te gustaría aprender a elaborar jabones desde cero?

Descúbrelo aquí.

MÁS RECETAS DE JABÓN Y COSMÉTICA EN MI BLOG

NOTA: debido a la cantidad de suscriptores del Club nos es imposible brindarte asesoramiento personalizado sobre las recetas entregadas mensualmente.  No se envían vínculos a las recetas de meses anteriores, ni contraseñas por privado.  Gracias por comprender.

Si quieres dar a este tutorial un uso diferente al de elaborar la receta para ti o para otros, como utilizar su texto o imágenes para contenido de webs, blogs, libros, cursos, tutoriales, distribuir, fotocopiar o copiar para uso comercial, etc., DEBES SABER QUE NO ESTÁ PERMITIDO sin mi previa autorización por escrito. El uso indebido de este tutorial será denunciado.