info@marcelaburgos.com 0034 938549429
Jabón ecológico
3 septiembre, 2019
0

Jabón ecológico uso inmediato

Jabón multipropósito, espumoso, suave, hidratante, biodegradable y respetuoso con el medio ambiente.

El jabón con aceite reciclado tiene tantos seguidores como detractores. Muchas personas creen que las toxinas producidas durante la cocción de los alimentos pueden penetrar la piel e intoxicar nuestro organismo. La cantidad de peróxidos y de acroleína que puede contener la espuma de jabón es insignificante comparada con la que ingeriste junto a las milanesas que te comiste antes de reciclar tu aceite. Las moléculas atrapadas en la espuma del jabón se irán con el agua del enjuague, ya que éstas son demasiado grandes para atravesar la piel. La pequeña cantidad de acroleína que quizás pudo penetrar la piel entrará en nuestro metabolismo y se eliminará como desecho en la orina.

Ten en cuenta que el aceite que desechamos en nuestra cocina es muy "limpio" porque cuidamos que no se queme y lo reutilizamos pocas veces justamente para no ingerir peróxidos.  Los aceites reciclados se utilizan desde hace siglos para hacer jabón artesano y no existe sospecha ni investigación alguna que culpe al jabón de producir alguna enfermedad en las personas. Asimismo, las jabonerías realizan análisis meticulosos sobre los aceites a reciclar y deben cumplir con parámetros estrictos para poder incluirse en un jabón. Se tiene en cuenta su indice de yodo, de acidez, de peróxidos y de saponificación.

Como ecologista apuesto al reciclado del aceite usado que, sin duda, ayuda a minimizar los estragos que causa en la naturaleza. Podemos reciclar el aceite de casa de diversas formas, una muy beneficiosa para la economía de un hogar sostenible es hacer jabón ecológico o velas. Utiliza este jabón para la limpieza de la vajilla, ropa, manos, pisos, para lavar tus pinceles artísticos y de obra o para limpiar los pisos.

El aceite usado

La mayoría del aceite usado de las cocinas, por ignorancia o flaqueza, es vertido en los desagües causando estragos desde el momento que entra en las tuberías. No solo terminará tapando las cañerías de la casa, ese aceite contaminará los ríos, lagos, mares y matará la vida acuática. Es una problemática actual del proceso de depuración de las aguas residuales urbanas ya que demanda más tiempo, energía y más dinero poder sanearla. Un litro de aceite contamina 1000 litros de agua.

Reciclar el aceite es nuestro pequeño gran aporte para cuidar nuestro planeta. Hacer jabón con el aceite reciclado es una hermosa actividad ecologista y lúdico-creativa. El aceite usado pasa de una sustancia contaminante a convertirse en un producto biodegradable cuando lo transformas en jabón.

Composición del aceite usado

El aceite usado puede contener una mezcla de diversos aceites de semillas. Puede que sea un solo tipo de aceite como el aceite de oliva, de girasol o soja, o una mezcla de semillas y frutos. El aceite usado tiene el mismo valor de peso específico que el aceite nuevo y fresco, y tiene un punto de fusión más alto, de 26ºC a 32ºC.

Características del aceite usado:
• Índice de yodo 80-140
• Índice de saponificación KOH 185,6
• Índice de acidez (%m/m ácido oleico) 1,97

Miedo al aceite usado

No le tengas miedo al aceite usado, recíclalo!

Muchas personas se preguntan si el aceite usado de cocina es tóxico. ¡Pero si lo acabas de comer con tus churros!!!!
Es importante que el aceite que utilices esté claro, no oscuro, que no esté mezclado con aceite de conservas, de coches o maquinarias, que no se haya quemado hasta el punto de humo, que no sea de restaurantes. Si es de tu cocina y apenas lo has usado, puedes hacer jabón sin correr ningún riesgo para tu salud. Lo debes filtrar muy bien antes de usar. Pásalo por un embudo con una gasa o tela por la que puedas filtrar. Hazlo dos o tres veces si fuera necesario.
Y ten presente...

Es más sano utilizar un jabón de aceite reciclado de tu cocina que comerte un churro.

Lo que lleva

Ingredientes para 500 g

  • 220 g de aceite vegetal de cocina usado (girasol, oliva o mezcla de semillas)
  • 110 g de aceite vegetal de coco puro o refinado
  • 110 g de agua destilada
  • 51 g de sosa cáustica 99% pureza (NaOH)
  • 5 g de aceite esencial de limón
  • 6 g de citrato de sodio (opcional)
  • 14 g extras de aceite de coco, oliva, girasol, almendras como sobrengrasado (opcional)

Que necesitas

Materiales

  • 1 olla de cocción lenta u ollas para baño de maría.
  • 2 jarras o cuenco de acero inox.
  • 1 balanza de precisión
  • 1 batidora de inmersión
  • 1 espátula de silicona
  • 1 molde para 500 g de jabón
  • 1 delantal
  • Gafas de protección
  • Guantes de nitrilo o vinilo.

PROCEDIMIENTO

  1. Comienza por pesar todos ingredientes. El citrato de sodio y el aceite para sobre-engrasado es opcional.

 

2. Coloca el aceite de coco y el aceite usado en la olla de cocción lenta y fúndelos hasta que alcancen los 60 °C. Agrega el citrato de sodio al agua destilada y prepara la lejía. Deja enfriar hasta que baje de 60ºC.

3. Cuando los aceites y la lejía estén a la misma temperatura, cerca de los 60º, vierte la lejía a los aceites muy suavemente mientras remueves. Tapa con un film la olla y bate con batidora de inmersión hasta que llegue a la traza. Tapa la olla y cocina 30 minutos.  Trabaja con cuidado y con las gafas de protección puestas.

4. Deja cocinar durante una media hora con la olla tapada, puedes remover cada tanto y volver a tapar. Pasada la media hora, mide el pH y comprueba que esté entre 8 y 9. Si no llega a 9 pH cocina 20 minutos más hasta que baje.

5.Cuando el jabón llega al gelificado ya debe tener un pH por debajo de 9. Mide el pH y si esta entre 8 y 9 puedes apagar la olla. Deja que enfríe, cuando la  masa de jabón esté por debajo de los 40ºC, puedes agregar el aceite esencial y el aceite vegetal del sobre-engrasado (si lo deseas).

6. Vierte el jabón en un molde con la ayuda de la espátula, la textura será grumosa, como se ve en la olla. Una vez frío y sólido, lo suficiente para cortarlo, lo desmoldas y cortas en pastillas con un cuchillo sin dientes, pueden ser 4 o 5 pastillas. No necesitas curarlo, podrás utilizarlo el momento que lo cortas. Lo ideal es dejarlo secar un par de días para tome más dureza.

Uso y conservación

Este jabón no necesita curado, puedes utilizarlo al momento de desmoldarlo. Al ser un jabón con índice de yodo alto, utilízalo dentro de los 6 meses de elaborado, puede que al pasar más tiempo tome olor a rancio. Almacena en un lugar seco y fresco. Si el aceite usado tiene olor a rancio puede que se mantenga después de elaborado el jabón. Si quieres utilizar el jabón solo para limpieza del hogar no le agregues el sobreengrasado. Si lo quieres utilizar para limpieza de manos, agregar el SE lo hará más hidratante.

 


NOTA IMPORTANTE

Si utilizas el jabón para lavar la vajilla o la ropa

puedes reemplazar el aceite esencial por un macerado de

cáscaras de limón y naranja en el aceite usado antes de utilizarlo.

Las cáscaras liberarán algo del aceite esencial en el aceite. Macera las cáscaras entre 15 días y un mes.

¿Te gustaría aprender a elaborar tus propios cosméticos?

 

CURSO ONLINE COSMÉTICA NATURAL CASERA

Descubre más aquí.

MÁS RECETAS DE JABÓN Y COSMÉTICA EN MI BLOG

Eres miembro del Club, por favor ten en cuenta...

debido a la cantidad de suscriptores del Club me es imposible brindarte asesoramiento personalizado sobre las recetas entregadas mensualmente.  Tampoco puedo enviarte ni contraseñas ni los vínculos a las recetas de meses anteriores.  Gracias por comprender.

Por favor, lee el reglamento del CLUB aquí.

Si quieres dar a este tutorial un uso diferente al de elaborar la receta para ti o para otros, como utilizar su texto o imágenes para contenido de webs, blogs, libros, cursos, tutoriales, distribuir, fotocopiar o copiar para uso comercial, etc., DEBES SABER QUE NO ESTÁ PERMITIDO sin mi previa autorización por escrito. El uso indebido de este tutorial será denunciado y demandado.